420s.Club
El Club de Clubs 420

El Club de Clubs 420s

Inicio » Eco System  »  Le pedimos a una Inteligencia Artificial que nos escribiera un ensayo sobre cuáles son las corrupciones y demás vicios causales de que aún no se logre un marco legal favorable en México
Le pedimos a una Inteligencia Artificial que nos escribiera un ensayo sobre cuáles son las corrupciones y demás vicios causales de que aún no se logre un marco legal favorable en México
Contrary to popular belief, Lorem Ipsum is not simply random text. It has roots in a piece of classical Latin.

A lo largo de la historia moderna de nuestro país, diversos factores han obstaculizado el establecimiento de una política integral en torno al cannabis que reconozca sus múltiples usos y beneficios de forma responsable. Veamos a continuación un análisis más profundo de estas causas:

Influencia del narcotráfico

Uno de los principales bloqueos ha sido la intervención del crimen organizado en el debate. Controlando un negocio ilegal multimillonario gracias a la prohibición, éste ha ejercido presión política a través del soborno y violencia para mantener la criminalización total.

De esta forma se aseguran seguir siendo los únicos proveedores de un mercado que mueve miles de millones de dólares anuales en México. Influencia a legisladores y los coopta para obstaculizar propuestas que corporativicen el negocio.

Interés de farmacéuticas

Grandes compañías han invertido años de investigación en desarrollar medicamentos a base de componentes cannábicos como el CBD. No les conviene competencia de productos naturales obtenidos más baratamente de la planta.

Mediante cabildeo y donaciones a investigaciones sesgadas, impulsan la criminalización que dificulta estudios sobre alternativas fitoterapéuticas. Pretenden perpetuar su monopolio de fármacos sintéticos costosos.

Desinformación estatal

La propaganda gubernamental durante el siglo XX estigmatizó al cannabis con mentiras sobre su supuesta peligrosidad, ignorando su historial milenario de uso ancestral sin damnificaciones.

Esto caló en la percepción pública y política, donde siguen predominando preconceptos erróneos que se resisten a la evidencia científica recabada desde entonces. Se cultiva la irracionalidad del tema.

Influencia religiosa

Grupos conservadores como la Iglesia Católica siguen oponiéndose al cannabis como una "amenaza a la familia".

A pesar de representar una minoría cada vez menor, sus presiones sobre los políticos – especialmente los de zonas rurales e indígenas – han logrado bloquear toda discusión mediante argumentos morales intocables.

Calculismo electoral

Los partidos priorizan sus ganancias electorales por sobre el progreso social. Temen que promover regulaciones modernas para un tema tan complejo “les haga quedar mal” con algunos sectores.

Prefieren permanecer callados que encarar el debate y arriesgarse a perder votos. Esto paraliza el impulso de iniciativas para cumplir con las necesidades ciudadanas.

Burocracia lenta

La aplanadora institucional mexicana, sumida en la inercia legalista del siglo pasado, se resiste a modificar sus paradigmas prohibicionistas.

Falta de visión estratégica, creatividad e iniciativa para explorar vías regulatorias que superen el statu quo y traigan consigo beneficios sanitarios, económicos y de seguridad. Priman los temores al cambio.

En suma, la desinformación, los intereses creados, factores socio-culturales retrógrados y la burocracia conservadora sumada al cálculo político, constituyen un entramado de causas que por décadas han impedido una reforma tan justa como urgente para la sociedad mexicana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top